5 junio 2013
5 junio 2013,
 Off

El objetivo de la aislación reflectiva en granjas avícolas, es principalmente aumentar la producción. Más adelante veremos en detalle cómo las altas temperaturas afectan todas las etapas del desarrollo avícola: mortandad por stress térmico, factor de conversión alimento/carne, tiempos promedio hasta peso ideal, puesta de huevos , incidencia de enfermedades, etc.

“Los aislantes reflectivos combaten efectivamente estas altas temperaturas, incrementando ampliamente la eficiencia de la granja.

Factores que generan confort:
Los tres factores que generan el confort en los animales de granja son: la radiación calórica que produce altas temperaturas, el nivel de humedad que debe ser controlado, y la ventilación con adecuada renovación entre sí, uno afecta al otro. Por ejemplo, con una buena ventilación controlamos la humedad, y con aislación reflectiva reducimos la necesidad de ventilación constante.

Funcionamiento del aislamiento reflectivo:
Los aislantes térmicos tradicionales funcionan absorbiendo el calor y reteniéndolo en su estructura hasta que se disipa, lentamente. Esto funciona bien en ambientes utilizados por personas, con menos carga clórica que un galpón avícola, y con ciclos de uso más cortos durante el día.

Pero en aplicaciones más exigentes, estos aislantes absorbentes se saturan rápidamente y pierden su efectividad, no alcanzan para absorber la temperatura de todo el techo de un galpón cola durante todo el día. Al saturarse, comienzan a irradiar el calor excedente, de la misma forma en que un paño de tela sólo puede absorber una determinada cantidad de agua, alcanzado este punto el paño no absorbe más, y al pasarlo por una superficie en vez de secarla la moja.
El aislamiento reflectivo no absorbe radiación calórica sino que la refleja nuevamente al exterior, evitando que ingrese en su masa interna y por lo tanto, evitando que ingrese en el ambiente.

Comments are closed.